top of page
Buscar
  • Billy Crissien

¿Para qué perder tiempo estudiando?

Escuché a un joven decir que estudiar era “una perdedera de tiempo y dinero”, y que si después de estudiar y graduarse un empleador le iba a ofrecer el salario mínimo, entonces no valía la pena estudiar. Y se quejaba más o menos así: al que tiene estudios le dicen que no lo contratan porque no tiene experiencia; al que no tiene estudios no lo contratan porque le falta un “cartón”, y al que tiene tres cartones no lo contratan porque estaá sobrecalificado para el empleo que le pueden ofrecer.



Este joven refleja una realidad. Es tarea de todos movilizarnos para que el sistema se sincronice como un reloj suizo. Ya no es un murmullo: hay desconexión entre lo que se necesita para trabajar y lo que las universidades en general ofrecen a sus estudiantes.

Partamos de entender que la educación, como una corriente marina, es el flujo que se mueve, que impulsa, que llega; es el combustible que enciende, reduce la pobreza y fomenta el desarrollo, promueve la igualdad de género, mejora la sanidad y la sostenibilidad medioambiental, al tiempo que proporciona mayores oportunidades y crecimiento económico.

Para quienes están en tránsito del bachillerato o la escuela secundaria a la vida laboral, adquirir información pertinente, y con esto quiero decir educarse en temas que respondan a las necesidades y aspiraciones de cada persona y su entorno, una buena educación mejora en gran medida la probabilidad de encontrar empleo y de ganar suficiente dinero para lograr calidad de vida.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page